curioson | refranes populares | mejores fotos | pueblos de españa
Basílica de San Juan de Baños | Curiosón

Basílica de San Juan de Baños

 Basílica de San Juan de Baños


Crónica de mi visita


Los palentinos podemos presumir de muchas cosas, una de ellas de poseer la iglesia más antigua de España. Es la Basílica de San Juan, que ocupa terrenos en Baños de Cerrato, pequeña localidad perteneciente a la ferroviaria e industrial Venta de Baños



El templo destaca por su majestuosa belleza, sus pequeñas dimensiones lo asemejan a una preciosa maqueta construida con piedras del siglo VII, declarada Monumento Nacional en 1897. Cerca de la Basílica, tras bajar las escaleras de cantos rodados se encuentra la mítica fuente de San Juan, que posee dos bellos arcos de herradura, manantial en el que la leyenda cuenta que el rey visigodo Recesvinto bebió de sus aguas y curó su cólico nefrítico. En agradecimiento Recesvinto mandó que se construyera la basílica. Por encima de la fuente sobresale las instalaciones de la antigua y mítica fábrica de gaseosas “La Adelina”, que vendió gaseosa y sifón por todo el Cerrato. Custodia el manantial un coqueto, sombrío y bien cuidado parque, frente al que se encuentra el “Mesón El Lagar”, lugar de buen yantar y ricas viandas, en el que destaca el original lagar que tuvo la antigua bodega, transformado en cerrateño comedor, que conserva la grandiosa viga que se eleva por encima de los comensales, y descansa primorosa en el magnífico uso y en el brocal de piedra.


Me acerco con orgullo a la Basílica, henchido por encontrarme ante un monumento único en España. Espero en su magnífico pórtico, a la sombra del bello arco de herradura, me fijo en su original cruz, y en la espadaña, donde se aloja la campana. La puerta está cerrada hasta que termina la visita. Se abre la puerta y asoma el interior del templo, que como siempre me asombra por su antigüedad y espectacular belleza. Desde la pandemia se han quitado los bancos de culto con lo cual se aprecian mejor las tres naves, y se valora aún más el monumento.

Nos recibe el guía, que cierra la iglesia, y tras el cobro de la entrada nos explica el monumento. Enseguida descubro que no es un guía repetitivo, de los que cuentan de carretilla el edificio. Este guía tiene tacto, valía y docencia, nos descubre el templo, nos alecciona y recrea con sus valiosas y sencillas explicaciones, que nos hacen valorar la importancia de este monumento único en España. Nos detalla una a una las ocho columnas de mármol, resalta el bello y labrado capitel de decoración vegetal, y lo compara con el resto de columnas. Nos muestra la techumbre de madera, obra de la restauración, sus tres naves y respectivos arcos de herradura, su altar, y pequeños ventanales, además de la bella celosía. Explica y nos documenta que los visigodos utilizaron antes que los árabes este tipo de arcos de herradura, que los árabes pintaron y adornaron para dar mayor realce y vistosidad, claro ejemplo los arcos de herradura hispano musulmanes que se encuentran en el Palacio de Medina Azara en Córdoba, del que nos muestra unas fotografías.

El eficiente guía nos indica, en el arco triunfal, la cruz patada, y recuerdo que es igual a la que observé en el arco de entrada. Nos enseña la lápida con la original inscripción de la fundación de esta basílica por Recesvinto, nada menos que en el año 661. Nos explica la corona votiva, que resalta por encima del altar, imitación de la del siglo VII, de oro y piedras preciosas, que se encuentra en el Museo Arqueológico Nacional. Nos muestra las dos capillas laterales contiguas al altar, de las que explica, para mi sorpresa, pues hasta hoy no me di cuenta, que son de estilo gótico. En la capilla de la izquierda se encuentra una gran pila bautismal, en la que se practicaba el bautismo por inmersión según el rito visigodo, y frente a la pila en la pared de la capilla, el guía nos pide que observemos el cuadro que contiene la baldosa con la huella misteriosa, que apareció en 1982 en la reforma del suelo de la Basílica.

Extraordinaria alocución del guía, licenciado en historia del arte, nos descubre el monumento, nos introduce de lleno en su arte, responde con certeza a mis preguntas, y me explica la diferencia entre las palabras visigodo y visigótico. Le pido disculpas por las interrupciones, y me dice que prefiere que se le interrumpa para desprenderse de su repetitiva explicación, no en vano explica la Basílica, de martes a domingo, mañana y tarde, trabajo repetitivo, del que goza, disfruta y le gusta por ser especialista, además de ser consciente de que explica y trabaja en un monumento único.

Termina la visita, y como no hay nadie a la espera, me quedo conversando con el guía. Ahora soy yo quien le explica mis iniciativas y curiosidades, el guía muestra interés y atiende a mis comentarios. Parece que hay mutuo entendimiento entre dos personas que se acaban de conocer. Es la hora de cerrar, el guía apaga las luces y me da la oportunidad de admirar en silencio y en soledad el templo, que me parece aún más bello y antiguo. Momento mágico que transforma el edificio, iluminado con su luz natural, momentos fantásticos que me hacen sentir la sensación de percibir y recibir energía de las fuerzas telúricas, concentradas junto a la mejor columna de la Basílica. Días después me entero que en la fuente de San Juan de Baños hay estudios que demuestran que el péndulo se vuelve loco, y el Cerrato dispone de lugares de inmensa concentración de poderes en esta materia. Poder que se puede extender a la hoguera de San Juan, cuyas llamas liberan energía, durante las fiestas de Baños de Cerrato, esta hoguera tiene magia, y concentra a gran número de personal. Qué pena que este año y el pasado, por culpa de la pandemia, no se pudo disfrutar de su encanto y tradición, ni del rito hispano visigótico mozárabe que desde el año 1974 se incluye en las fiestas de San Juan, y se celebra en la Basílica, gracias a las diferentes corporaciones municipales, y el impulso final del prelado, Nicolás Castellanos.

Bien merece una visita la Basílica de San Juan de Baños, más aún si la explica, Víctor Andrés Ruíz, un guía que pone todo su saber a disposición de quienes la visitan.

Imágenes: Victor Andrés Ruíz




PALENCIA EN MIS RECUERDOS 
Una idea de Alfonso para "Curiosón"

4 comentarios:

  1. Herminio Revilla08 julio, 2021

    Importante escrito sobre la Basílica de San Juan de Baños. Gracias por compartirlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alfonso Santamaría09 julio, 2021

      Gracias Herminio por considerar importante mi escrito y detenerte en su lectura. Si quien ha escrito ha sido el gran artista que tiene Museo en Villabellaco, yo también admiro la gran obra que salió de tus manos. Si eres otro Herminio Revilla, agradezco igualmente tu gentileza.

      Eliminar
  2. Interesante y formativo como siempre, el artículo sobre la Basílica de S. Juan de Baños,... tenemos un tesoro bien cerca de nosotros y que poco lo valoramos.
    Y bueno por lo que dices debe ser Víctor Andrés, el guía de la Basílica, haber si esto hace que más gente acuda a visitar la más antigua de España.
    Enhorabuena Alfonso por recordarnos nuestro patrimonio, del que nos sentimos orgullosos, un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Alfonso Santamaría21 julio, 2021

    Muchas gracias Óscar, parece que la Basílica interesa a mucha gente, y el artículo ha sido muy leído.

    ResponderEliminar

Puedes comentar libremente. Agradezco tu participación. Sé prudente y respetuoso al exponer tus juicios. Escribe en minúsculas. En "comentar como" puedes poner tu nombre o comentar como anónimo. Si no aparece tu comentario al momento, no te preocupes, es que ha pasado a moderación porque se trata de un post viejo, pero enseguida lo apruebo.

curioson | refranes populares | mejores fotos | pueblos de España Designed by Templateism.com Copyright © 2014

@Froilán de Lózar, desde 1983.. Imágenes del tema: Bim. Con la tecnología de Blogger.
Published By Gooyaabi Templates