curioson | refranes | imagenes | pueblos de españa
El reencuentro | Curiosón

Latest News

El reencuentro

Carta a Julián González Prieto




Estaba en la cocina de casa, mientras preparaba un aperitivo cuando Froilán, ese buen fichaje de Diario Palentino, llegó como había prometido. Y, no solo, sino bien acompañado. Desde el primer momento, tras los saludos de rigor, Marcelino García Velasco y Julián González Prieto se hicieron dueños de la palabra y nosotros escuchábamos -con respeto y curiosidad- el diálogo que se estableció entre ambos y que terminó cuando abandonaron la casa porque debían encontrarse con alguien de Palencia.

Fue una mañana mágica de esas que se adueñan de una parte de nuestra vida y se instalan en algún lugar privilegiado de la mente pues, a medida que va transcurriendo el tiempo, no se borran, así lo experimento, sino que se magnifican al punto de que, recordarlas, como mínimo, arranca una sonrisa; o aviva el recuerdo de una amistad profunda que volvió a aquellas dos personas envueltas en dulces recuerdos de un ayer que, a los pocos meses, después que Marcelino recibiera la cuarta dosis de la vacuna que se lo llevó, ya no hubiera sido posible.

Pero también quería agradecer a Julián, no solamente su amistad, heredada, y entrañable, sino el placer que me ha proporcionado la lectura de su libro: El Tren Burra y Buenseñor. Por su amena descripción de la época en la que, niño, la aparición del tren en el que su padre era maquinista le llenaba de alegría y hace un relato de sus experiencias y las personas que tuvo la suerte de poner en su camino. Y, algo que agrada es la inclusión de palabras del estupendo Vocabulario Palentino de R. Gordaliza, mientras narra sus aventuras. Y con ese necesario seguimiento uno va recordando, aprendiendo, algo que por estar en desuso, en redes sociales nadie usa.

Pues escucha, Julián, una tarde de las que vuelvas a Palencia con Mila, tu mujer, podemos ir dambos y dos con ella a pasear por la Isla y mezclamos las palabras que aún recuerdo de las que me decía mi abuela extremeña ven dientro dagala, paece que barrunto la tormenta o que yo añadiría del gallego –eu son galle por parte do fillo- y, ainda e cedo (sí, Julián, aún es pronto y puede que podamos mezclar las palabras como en un juego).

 


Sentir de la palabra
Una idea de Carmen para Curiosón

5 comentarios:

J. Javier Terán dijo...

Bonito recuerdo, Carmen, por lo que nos cuentas hoy en tu sección, de aquel encuentro aquí en Palencia que tuvisteis, tú y tu marido, con Julián González -un palentino de pro- y con Froilán - otro palentino ídem-, y que os resultó tan grato que ahora le añoras todavía y haces votos porque vuelva a producirse -aun con la ausencia consabida de Marcelino-, porque te reconfortará. Muy grata su lectura. Saludos.

Enrique de Guzmán Mataix dijo...

Magnífica remembranza de Carmen Arroyo. El espíritu de Marcelino permanece y permanecerá, mientras personas como Julián y Froilán (tengo ganas de leer su libro) aúnan el pasado reciente de su amigo con su interés por la cultura. Y, mientras, Carmen escucha, observa, recuerda y nos alegra la mañana con su emotivo texto.

Antonio Riaza dijo...

Hoy el artículo de Carmen Arroyo me ha traído a la mente los de Alfonso de "Palencia en mis recuerdos" para definirle como "Mi corazón en mis recuerdos".

Alfonso Santamaría dijo...

Recuerdo ese día, fue un 12 de octubre de 2023, que había quedado con mis amigos Julián, José Antonio y Froilán para visitar la Muestra “Renacer”. Disfrutamos de esta magnífica exposición y de la nueva iluminación de la catedral, y después los acompañé a la calle donde vivían Marcelino y Carmen, y les indiqué el portal. José Antonio y yo nos quedamos en un bar, hasta que volvieron Julián y Froilán de la visita. No tardaron mucho y vinieron muy contentos de ese reencuentro con este matrimonio de grandes escritores, Marcelino y Carmen. Encuentro de dos grandes, como Julián y Froilán, con otros dos grandes, del que Carmen Arroyo da cuenta hoy con su habitual maestría y sentimiento.

Julián González Prieto dijo...

Mucho os agradezco, a los cuatro, vuestros cariñosos comentarios a la entrañable carta que me ha dirigido nuestra simpar Carmen y me ha emocionado profundamente. Pero primero a Carmen con quien, a partir del inolvidable y providencial reencuentro, me une una profunda y muy sentida "amistad heredada" y bien lo sabe. Gracias también a Javier, Enrique y Antonio por vuestras cariñosas palabras. Y muy especialmente a Alfonso pues, después del especial y también inolvidable encuentro de aquel día, que tan bien relatas, surgió nuestra amistad, que deseo perdure. Y no quiero olvidarme de Froilán. Mil gracias a los seis y un abrazo

curioson | refranes populares | mejores fotos | pueblos de España Designed by Templateism.com Copyright © 2014

@Froilán de Lózar, desde 1983.. Imágenes del tema: Bim. Con la tecnología de Blogger.
Published By Gooyaabi Templates