curioson | refranes populares | mejores fotos | pueblos de españa
Edén en Aledo | Curiosón -->

Edén en Aledo

Gran Guía de Templos Románicos

Castillo y templo de Santa María La Real | Aledo 



¡ Incorregibles!. Sea templo, castillo o piedra románica, allí que me acarrean. Edu fue el único que al menos intentó convencerme con lonchitas de pavo "El Pozo" de Sierra Espuña.


Al sur de la murciana Sierra Espuña y asentado sobre un punto estratégico, se encuentra el precioso conjunto medieval de Aledo con su picota, templo y castillo, que ya se describiera por su Comendador como:

«El castillo forma un cuadrado perfecto, teniendo cada lado foral 18 varas; de grueso sus paredes, 2 varas […] y de alto desde el (sic) superficie plano de la tierra hasta el rebollín de las almenas, 32 varas; y entrando por la puerta de dicho castillo, para llegar a ella hay una escalera maciza de piedra y mezcla con 12 escalones de yeso y ladrillo, de lo que se infiere que primitivamente su construcción fue cuesta para subir; […] cuya puerta abierta da entrada a la primera sala de armas que tiene de extensión 15 varas por cada uno de sus cuatro lados y de alto 30 palmos, dividida en cuatro lumbreras, con un alma en medio desde donde arrancan cuatro arcos […] y debajo de las (sic) referida sala por un escotillón, se encuentra una mina cubierta que va a parar a un aljibe magnífico de cal y piedra tosca, cuya gran cavidad está vaciada a fuerza de acero en medio del cerro, que lo es de piedra viva. La cuesta antigua de mezcla, hecha escalones para subir modernamente, conduce a la plaza de armas de las almenas, que su rebollín tiene 3 palmos de alto, dejando entre éstas y la primera sala, otra compuesta en fábrica del mismo arte y disposición que la ya dicha primera. Todas las paredes del castillo, así como los pedazos de muralla que se conservan, son en su mayor parte de hormigón y almendrolón, hechas a pisón de ayuda".

En pleno de proceso de dominación árabe, en el siglo XI, aparecen las primeras reseñas históricas de la existencia de Aledo. A finales del siglo XI y principios de siglo XII, estratégicamente bien situado al pie de Sierra Espuña, Aledo constituía uno de los enclaves mas importantes del rey Alfonso VI. En 1085 García Jiménez conquista la fortaleza de manos sarracenas pero por poco tiempo, ya que a los 5 años se vio asediada de nuevo. Durante su posesión se reforzaron los muros de la fortificación y se talaron los hermosos bosques de pinos y encinas que poblaban aquellos parajes, para evitar el refugio de los enemigos. Desde entonces, el contorno permanece casi desnudo de vegetación, pero en el 1090  Yusuf ben Texufín asedia el castillo tomado por García Jiménez. Por esta época, era misión del rey Alfonso VI restablecer la hegemonía y las parias sobre los soberanos andalusíes y una pieza fundamental para ello era la fortaleza de Aledo, que se hallaba en el extremo oriental del reino de Sevilla, pero los numerosos puntos bélicos existentes (Zaragoza, Valencia, etc.) le impedían reunir un ejército bastante para llevar a cabo la liberación de Aledo. De ahí que pidiera ayuda al Cid, con quien desde hacía poco tiempo estaba reconciliado (finales de 1086 o principios de 1087). Éste se encontraba guerreando en Zaragoza al mismo tiempo que planeaba la ocupación de Valencia. El día 14 de abril de 1257, el rey Alfonso X el Sabio firma en Cartagena el trueque de sus dominios sobre Elda, Catral y Callosa a cambio de Aledo y Totana, que las dona a la Orden de Santiago a través de su maestre don Pelay Pérez Correa, y en  1293 su entonces maestre don Juan Ossores, a través de Carta Puebla, concede al concejo y pobladores de Aledo «el fuero e franquicias e las libertades e los usos e las costumbre que el onrado Concejo de Lorca segunt quellos los tienen». Este privilegio iba encaminado a los vecinos de Aledo y a los forasteros que se establecieran en ella y les otorgaba tierras no repartidas anteriormente por la Orden de Santiago sin más obligación ni tributo que plantar de viñedos tres tahúllas de tierra.

 Aunque no existe prueba alguna, Aledo  - y el inocentón de mi mascota-,  siempre se han jactado de que el rey Sabio redactó parte de LAS PARTIDAS en la torre del Homenaje de este castillo, que en su origen fue construido por los musulmanes para favorecer este enclave de gran valor estratégico en el altozano de la falda meriodinal de Sierra Espuña, desde donde poder controlar las comunicaciones desde Levante al Reino de Granada.

Hube de reaccionar rápido para que mi benefactor, bajo infausta acusación de haber compartido conmigo su desayuno matinal, no fuese ajusticiado en la picota pública que, si bien originalmente fue de madera, ahora se conserva de hormigón revestida de ladrillo visto.


Justo al lado, el templo fundado por los Maestres de la Orden de Santiago  consagrado a Nuestra Señora de la Asunción y hoy dedicado a Santa María la Real, se presenta reconstruido en estilo neoclásico en el friso interior que recorre las arcadas de sus tres naves y cúpula sobre pechinas y al que se accede por portada del barroco final,


aunque en su interior alberga el crédito y prueba innegable de su origen.


Lo que me llegó a preocupar es cuando comentaron entre ellos lo del "salcillo". Salté como un resorte abandonando plaza y picota y me recorrí el recinto amurallado pensando que estaban tramando ponerme un "piercing" - que cosas peores me han hecho-, pero tras ser recogido en la perrera municipal y ser recuperado por estos tres a los que acompañé en su aventura, me aclararon que había interpretado mal una letra, que se trataba de Salzillo.



6 comentarios:

  1. Mongui, tu sigue por esa ruta de los recuerdos, que no todo fue malo. No te faltaron caricias y manjares y te empapaste de ka historia de tantos rincones entrañables. Las imágenes no mienten. Buen martes en ese edén donde te encuentres.

    ResponderEliminar

  2. Muros y torreones de la fortaleza de Aledo, testigos permanentes de escenarios épicos, otro lugar inédito en los espacios virtuales del románico que no debe ser olvidado. Gracias Mongui!

    ResponderEliminar
  3. Seguir, sigo Froi, porque a a la fuerza ahorcan. Gracias por desearme este buen martes, porque lo que es el próximo que viene, me dan una paliza de ... ¡ Alla, tu!. Un lamentocito.

    ResponderEliminar
  4. Miedo me daba, Baruk, y tu lo sabes. Entre la picota y el Salzillo y más a más, estar en aquel recinto minúsculo soportado por una aguja pétrea desde donde daba vértigo contemplar Sierra Espuña, un lugar donde soñar y, por supuesto, conocer. Lametón en la nariz, como siempre.

    ResponderEliminar
  5. Querido Mongui , ayer fue un día muy ajetreado y apenas leí tu relato que dejé sin contestar. Hoy , más sosegada , te digo querido mío , que tu vida "perruna" seguro es la envidia de tus congéneres de cuatro patas y de los "personajes" de dos que disfrutan contigo de tus andanzas y tú con ellos , que se ve les tienes gran cariño. Una entrada preciosa de un lugar que no conozco y que gracias a ti me está apeteciendo mucho ir. Un besito.

    ResponderEliminar
  6. Una pena inmensa no haberte conocido, Rosi, porque seguro contigo mi vida hubiese cambiado. Fuera todo sobresalto, paseitos por la Concha, buenos pintxos y palomitas en el Festival. Lametoncitos

    ResponderEliminar

Puedes comentar libremente. Agradezco tu participación. Sé prudente y respetuoso al exponer tus juicios. Si no aparece tu comentario al momento, no te preocupes, es que ha pasado a moderación, pero enseguida lo apruebo.

Curiosón | refranes populares | las mejores fotos | pueblos de España Designed by Templateism.com Copyright © 2014

@Froilán de Lózar, desde 1983.. Imágenes del tema: Bim. Con la tecnología de Blogger.
Published By Gooyaabi Templates

gran-guia-templos-romanicos, lexico-montana-palentina y pueblos-mas-bonitos-espana

autores de nuestra historia | grandes autores | mil lugares del mundo

lugares de la montña palentina | Qué hacer en la montaña palentina

puentes colgantes | puentes del norte | rutas y trekking por españa