curioson | refranes populares | mejores fotos | pueblos de españa
Las arpías, en la simbología zoomórfica fantástica | Curiosón

Las arpías, en la simbología zoomórfica fantástica

(VII.8). SIMBOLOGÍA ZOOMÓRFICA FANTÁSTICA. 




Para los griegos, eran hijas de Poseidón según algunas fuentes, pero según otras, de Taumante, hijo de Ponto y Gea. Se representaban en el mundo antiguo como seres horribles, monstruos alados con cabeza y pecho de mujeres viejas en cuyo cuerpo albergaban alas y amenazantes garras de presa. Emanaban unos repugnantes y asquerosos efluvios, siendo capaces de corromper todos aquellos alimentos que tocaban. 


Existía una gran cantidad de Arpías aunque no todas son conocidas. Entre ellas cabe nombrar a Aelo, que significa "borrasca" y que era la que más rápido podía volar. Ocípete, era la más furiosa. Celeno, oscura como las nubes de las tormentas y tal vez la más perversa de todas. Se estima que eran representaciones de la meteorología y de las condiciones de navegación del mundo antiguo, pues según Homero, eran diosas o genios furiosos del temporal que lloraban con el buen tiempo y cantaban con la tormenta. Solo el viento del Norte, Bóreas, soplo del espíritu, podía ahuyentarlas. En la leyenda de los Argonautas son Furias con forma híbrida de doncella y ave de rapiña, raptoras que secuestraban a niños y adultos con sus garras.





Las Arpías, cuyo nombre sugiere la idea de "arrebatar" fueron también consideradas, en sus inicios, unas hermosas mujeres, aunque esa imagen de ellas duró poco tiempo. También se las confundió con Las Sirenas, hijas de Calíope y del río Aqueloo, según la misma Mitología. Se cuenta que las Sirenas nacieron con la cabeza y el rostro de mujer, el cuerpo de ave, y con una maravillosa y seductora voz. Eran tan bellas, que compitieron con las Musas a las que soliviantaron y tras ser derrotadas en la pelea, éstas les arrancaron las plumas y avergonzadas se retiraron a las costas de Sicilia. Allí transformaron sus alas, ya inservibles, por una larga cola de pez. Añadir que los cantos de las Sirenas ejercían una superlativa atracción, consiguiendo que los marineros dejasen de atender la navegación en los barcos, y consiguiendo que éstos se estrellasen contra los arrecifes rocosos de las costas del Egeo y del Ponto.

La representación de estos personajes mitológicos en el románico es profusa. Abundan en los claustros como en el de Silos y en los capiteles de las galerías porticadas de las iglesias. En muchas de ellas en el mismo capitel, lo que me sugiere “sin sentar cátedra” la idea de que la vanidad transformó a las Arpías, tras su lucha contra Las Musas, en Sirenas. Los dos personajes no tienen características agradables, por lo que aventuro que los Maestros Constructores, quisieron reflejar así, la desconfianza que nos debe producir las falsas apariencias de personas que supimos que anteriormente fueron malas.

En el ROMÁNICO, mujeres-pájaro, las Arpías, son el símbolo de lo maléfico y de todo lo contrapuesto a la espiritualización (Iglesia de la ASUNCIÓN DE MARÍA, DURATÓN, Segovia). Si aparecen representadas con larga cola que se enrolla a su propio cuello, sugiere la separación de las dos partes del imaginario monstruo, la humana y la animal, pudiendo sugerir el último impedimento del hombre para liberar su espíritu y dejarlo volar libremente. Si, por el contrario, se representa con colas entrelazadas, habla de comunicación, interrelación entre conocimiento y comunión. (Monasterio, SANTA CRISTINA DE RIBAS DE SIL, ORENSE).

       
Es un ser con cabeza humana, cuerpo de ave, patas de cabra y cola de serpiente. En ocasiones muestran garras en las patas. Son seres fantásticos en donde lo celeste queda subordinado a lo telúrico. Por ello, como signo negativo y maléfico son empleadas como símbolo de Pecado de Seducción.

Desde el punto de vista MÍTICO-TEOLÓGICO (Pinedo, entre otros) es comúnmente aceptado que la arpía-sirena es fundamentalmente un símbolo de engaño y muerte, puesto que sus armoniosos cantos hubieran arrastrado a Ulises. Si se representan susurrando a los oídos del hombre, simbolizan la tentación con sus bellas palabras que llevan a la pérdida del tiempo en banalidades (Iglesia de SANTA Mª DE HORTA, Zamora). Estos peligros se combaten con el aislamiento (tal como hizo Ulises, aislándose con cera que se puso en los oídos). Es lo que debe hacer que quiere progresar en su camino y llegar a su Ítaca espiritual. La sirena que levanta su doble cola hasta la altura de su cabeza, sosteniendo cada ramificación de aquélla con una mano, es la idea de la seducción-destrucción de la carne y del espíritu. La caída en cualquiera de estas seducciones, llevan al hombre a retroceder en su camino espiritual, a su destrucción, por tanto (MONASTERIO DE SAN PERE DE GALLIGANTS, Gerona). Está aludiendo no sólo al pecado de la Lujuria, corrupción del alma, sino también a otras dos corrupciones contra las que ha de luchar todo aquél que haya elegido la vida del espíritu: la corrupción de éste (el Orgullo) que vuelve al hombre esclavo de sí mismo, y la del cuerpo (la Avaricia) que lo hace esclavo de los bienes materiales. Hace alusión a esta tríada de perdición con tres partes de su cuerpo claramente diferenciadas y vueltas a unir por los brazos a igual altura (IGLESIA PARROQUIAL, TIRGO, Logroño).

Desde el punto de vista del IMAGINARIO COLECTIVO POPULAR (Miguel Psellos) híbrida de mujer y animal, surgen de la necesidad de reflejar de manera más expresiva el horror ante el mal, incluso, para patentizar el dualismo posible entre un mismo ser. Como criatura ambivalente en cuanto a la moral que incluso puede ayudar a los seres humanos que sabe cómo manejarlos, revelaría los sueños humanos y sus pesadillas y cumpliría la misma función que la demonología de la cultura mediterránea en la tradición de Europa central y nórdica, donde la cristianización fue más tardía. Desde el punto de vista UTILITARISTA O FUNCIONAL, su presencia puede obedecer tanto a su valor simbólico como a la necesidad de hallar formas dinámicas y plenas para ornamentación (Debidur).

Lo que es indudable es que tanto en la primera corriente como en la segunda, queda patente que en las sociedades medievales se adjudica un carácter engañoso a un ser compuesto, en parte, por miembros de mujer.

Y ahora, una pregunta obligada: ¿ Que tal habéis celebrado el 8-M?.

Para saber más: 
Arpías, arpíos y demás molestias



Sección para "Curiosón" del grupo "Salud y Románico".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes comentar libremente. Agradezco tu participación. Sé prudente y respetuoso al exponer tus juicios. Escribe en minúsculas. Si no aparece tu comentario al momento, no te preocupes, es que ha pasado a moderación, pero enseguida lo apruebo.

curioson | refranes populares | mejores fotos | pueblos de España Designed by Templateism.com Copyright © 2014

@Froilán de Lózar, desde 1983.. Imágenes del tema: Bim. Con la tecnología de Blogger.
Published By Gooyaabi Templates