curioson | refranes populares | mejores fotos | pueblos de españa
La culpa del asno no se ha de echar a la albarda | Curiosón

La culpa del asno no se ha de echar a la albarda



La Colección de Vallés y la Academia dicen:
—La culpa del asno, echarla a la albarda.

Con este refrán se reprende a los que por disculpar sus yerros y defectos los atribuyen a otros que no tuvieron parte en ellos. Así es, que cuando el vencido don Quijote dijo que no quería colgar las armas ni ahorcar a Rocinante, respondióle Sancho: «Muy bien dice vuesa merced, porque según opinión de discretos , la culpa del asno no se ha de echar á la albarda: y pues de este suceso vuesa merced tiene la culpa, castigúese a sí mesmo.»

Antes de la gorda, todos los revolucionarios convinieron unánimemente en que la albarda eran los obstáculos tradicionales. Quitados los obstáculos tradicionales, la albarda fué la interinidad; coronado ya el edificio y colocado sobre la cúpula el rey democrático, la albarda fue el rey democrático; derribada la estatua del rey democrático, fueron la albarda los radicales monárquicos; vuelto Ruiz Zorrilla á su monasterio de la Tablada v fueron la albarda los radicales republicanos; estrangulados los radicales republicanos, fué la albarda Figueras; retirado Figueras a la vida privada de París, fue la albarda Pí y Marga; quitado de enmedio Pí y Margall, fueron la albarda los cantones independientes; derruidos los cantones, ello dirá. Sabe Dios las albardas que todavía nos han de echar encima. Por ahora dicen que ciertos patriotas españoles, muy españoles, eso sí, andan por esos mundos pidiéndole por amor del diablo a Bismark una albarda alemana. Es una delicia ver cómo todos los partidos revolucionarios se echan en cara unos a otros los desahogos de la libertad: los moderados echan la culpa a los unionistas, los unionistas á los progresistas; los progresistas a los radicales, los radicales a los republicanos, los republicanos unitarios a los republicanos federales, los federales relamidos a los federales sucios, los revolucionarios de abajo a los de arriba, y los de arriba á los de abajo. Y la culpa no la tiene la albarda. El asno, señores revolucionarios, es la revolución, es decir, el sistema: los partidos y las partidas no son otra cosa que las inocentes albardas. Y quien piensa al asno, no les quepa a ustedes la menor duda, son las sectas. Contra los que no pudiendo vengarse de la misma persona que les ofendió se vengan en alguna cosa suya, hay un refrán que dice:

—De que non pueden al asno, témanse é la albarda. 

Refrán que cita Avellaneda en su Quijote, y que ponen en práctica esos valentones que no osando combatir a los enemigos en armas, asesinan, aconsejan asesinar, o cohonestan el asesinato de personas indefensas. De los que truecan los frenos y confunden las especies sin acertar en lo que hacen, se dice también:

—Por dar en el asno, dar en la albarda.

La raza latina en vez de romperle la cabeza a Bismark, trata de rompérsela a la Iglesia. ¡Qué aberración! Las ranas piden a Júpiter un rey.





IMAGEN: EL COMERCIO
Pinchando en la imagen para ir al índice


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes comentar libremente. Agradezco tu participación. Sé prudente y respetuoso al exponer tus juicios. Escribe en minúsculas. Si no aparece tu comentario al momento, no te preocupes, es que ha pasado a moderación, pero enseguida lo apruebo.

Curiosón | refranes populares | las mejores fotos | pueblos de España Designed by Templateism.com Copyright © 2014

@Froilán de Lózar, desde 1983.. Imágenes del tema: Bim. Con la tecnología de Blogger.
Published By Gooyaabi Templates
gran-guia-templos-romanicos, lexico-montana-palentina y pueblos-mas-bonitos-espana