curioson | refranes populares | mejores fotos | pueblos de españa
Las coplas de la montaña palentina | Curiosón

Las coplas de la montaña palentina

El repertorio es muy amplio y vamos a dejarlo en este ramillete de coplas, algunas publicadas en la revista "Pernía" y otras muchas que aparecen en publicaciones que se han venido realizando a lo largo de los últimos años. Aunque algunas se las sitúa en un determinado pueblo, pueden provenir de otros lugares. Amores despechados, amores ciegos, coplillas satíricas, citas concretas a lugares y pueblos; costumbres, instrumentos, referencias. Lo importante es recuperarlas de algún modo. Si conocen alguna y quieren aportarla, pueden hacerlo en la sección de comentarios. Esto no tiene fecha de caducidad. La copla, una vez revisada, pasará al artículo, añadiendo la localidad donde se cantaba y el nombre de quien lo aporta.

DE NUESTRA REVISTA PERNÍA | CURIOSÓN | FOLKLORE


DE LA PERNÍA

El rabel está enojado
y el que lo toca también,
porque no le dan de aquello
que rechina en la sartén.

El tintero de la Hilaria
ya no tiene taponera,
que se la quitó el Cipriano
subiendo por la escalera

El sol le dice a la luna
que te beso, que te beso.
Y la luna le contesta:
nada de eso, nada de eso.

Pa que lo sepan los forasteros
que los del pueblo lo sabemos.
pa que lo sepan los del lugar,
que los de fuera ya lo sabrán

De VALDEOLEA Y SAN FELICES DE CASTILLERÍA

No te fíes de las mujeres
Soy mujer y te lo digo.
Que la mujer se la pega
al hombre más entendido.

Los ojos con que me miras
no son los acostumbrados.
En el mirar se conoce
que están los tiempos cambiados.

Te quise mas no pretendas
que yo te vuelva a querer.
Agua que va río abajo,
arriba no ha de volver.

Vístete pronto mozuca
que vamos a San Cipriano.
No te apures por las cuestas
que yo te daré la mano.

Tienes amores a pares,
de eso no me maravillo.
Siempre se van las abejas
al romero más florido.

Unos ojos negros vi
en una cara morena.
Y si no son para mi
me voy a morir de pena.

Me quisiste y yo te quise.
Me olvidaste y te olvidé.
Los dos tuvimos la culpa,
tu primero y yo después.

Tienes ojos de que sí
y carita de que no
Palabras engañadoras,
y ¡a mi no me engañas, no!

Un corazón de madera
tengo que mandar hacer.
Que no sienta ni padezca,
ni sepa lo que es querer.

Tus ojos son dos puñales
que a mi corazón hirieron.
Las heridas son mortales,
quiero olvidarte y no puedo.

Ayer me dijiste que hoy,
Hoy me dirás que mañana.
Y mañana me dirás,
que de lo hablado no hay nada.

Los amores de Paco
me vuelven loca.
Yo me muero por Paco
y Paco por otra.

Todos los enamorados
tienen privado el sentido.
Lo digo por experiencia,
que a mi no me ha sucedido.

Dicen que casar casar
Yo también me casaría,
si la vida de casado
fuera como el primer día.

Dicen que el amor es ciego,
Yo digo que no es verdad,
que a mi amante bien le veo
cuando por la calle va.

Tienes los ojos azules,
y unas pestañas.
Y una risa embustera,
con la que engañas.

Dices que me quieres mucho.
Es mentira y me engañas.
En un corazón tan chico,
no pueden caber dos almas.

No quiero que me des nada,
ni lo tengo de tomar,
que por entendido tengo,
que el que recibe ha de dar.

Te quiero como si fueras
suela de mis alpargatas;
mira si te quiero bien,
que te quiero por las patas.

El Amor entre tú y yo
es como un lazo de seda,
como nos queremos tanto
ni se rompe ni se enreda.

Tus ojos y los míos
son de una pieza.
tejidos en el peine
de la firmeza

Por que te quiero, mis padres
me castigan con rigor,
Y cuanto más me castigan
mucho más te quiero yo.

Clara soy, Clara me llamo,
siendo clara me enturbié,
por eso no diré nunca
de esta agua no beberé.

Por que te quiero, mis padres
me van a desheredar.
Más vale lo que te quiero,
que lo que me van a dar.

Tus ojos son dos puñales
y tu nariz un cañón,
tu boca la que dispara
balas a mi corazón.

Tienes ojos azules,
mala pintura.
Donde no hay ojos negros,
no hay hermosura.

Amores he tenido
y amores tengo.
No hay amor en el mundo
como el primero.

Amores he tenidos,
y amores tengo;
a ninguno he querido,
y a ti te quiero.

Los amores forasteros
son como las golondrinas,
que vienen en verano
y en el invierno caminan.

Colorada es la manzana,
blanca la primer cereza,
blancas son todas las flores,
yo morena y no me pesa.

Tus ojos miran los míos,
los míos miran al suelo,
que no puedo levantarlos
del cariño que te tengo.

Te dije que te quería,
no te lo dije de veras.
Por eso te digo ahora,
que te cases cuando quieras.

Mi amante cuando se va,
siempre me dice adios Rosa,
con que le pagaré yo
palabras tan cariñosas.

Amores son amores.
Cartas son cartas.
Palabras de los hombres,
todas son falsas.

Aunque soy pequeñita,
mi amor es alto.
Quiero estar a la sombra
de un buen muchacho.

Todas las aguas del río
dicen que van al mar.
El cariño que se pierde,
nadie sabe a donde va.

Para que andas preguntando
si mi padre tiene hacienda.
No la tiene y no te quiero,
que sería si la tuviera.

Para que andas preguntando
si mi padre tiene bienes.
Mi padre tiene tres hijas,
y a ti ninguna te quiere.

Anda diciendo tu padre
que yo para ti soy muy poco,
Iremos a la alameda
y cortaremos un chopo.

No canto por que bien canto,
ni por que bien se cantar.
Canto por que me lo mandan,
y obedecer es amar.

Aquí me pongo a cantar
y a tocar la pandereta,
como aquel que coge un libro
y no conoce la letra.

A la orilla de un río
sembré patatas
y salieron cangrejos
con alpargatas.

A tu puerta me cagué
pensando que me querías.
Ahora que ya no me quieres,
dame la mierda que es mía.

A tu puerta planté un guindo,
y a tu ventana un cerezo.
por cada guinda un abrazo,
por cada cereza un beso.

Tanto que sabes coser,
tanto que sabes bordar.
Me has hecho unos pantalones
con la bragueta “pa” atrás.

Aunque me des seis reales,
no voy contigo al pajar,
porque tienes sabañones
y me los puedes “apegar”.

Si piensas que por tu enojo
me voy a echar a llorar,
calla, pobrecito tonto,
que otro ocupa tu lugar.

Las estrellas he contado
y la del norte dejé.
Como era la más bonita,
contigo la comparé.

De mi ventana a la tuya
no hay más que un paso.
Y de la tuya a la mía,
qué caminito más largo.

Cuando pasé por tu puerta
me tiraste una flor.
Otro día cuando pase,
sin maceta por favor.

De tu ventana a la mía
me tiraste una pera.
Si me tuvieras cariño,
a la mano me la dieras.

Pienso que ya no me quieres,
pienso que me has olvidado.
Pero que quieras a otra,
eso no puedo pensarlo.

Por que te quiero, mis padres,
me castigan con la muerte.
Para que quiero la vida,
si no me dejan quererte.

Tienes ojos azules,
ojos de gloria.
Y los míos te piden
misericordia.

La palabra que me diste
a la orilla de la fuente,
como estaba cerca el agua,
se la llevó la corriente.

Amor mío si te vas,
echa a tu perro cadena,
que me ladra cuando voy
a visitarte morena.

Cuando paso por tu puerta
paro la burra y escucho,
y oigo decir a tu madre,
que eres tonto y comes mucho.

Cuando paso por tu puerta,
cojo pan y voy comiendo,
“pa” que no diga tu madre
que con verte me mantengo.

Me llamaste pobre y fea,
descolorida y cobarde,
más vale mi cobardía,
que los bienes de tus padres.

Si me quieres dímelo
y si no dímelo claro,
que por una pasión ciega
cuesta muchos desengaños.

Dicen que no me has querido,
no me da pena maldita,
que la mancha del amor
con querer a otro se quita.

El que a mi me ha de llevar,
ha de ser buen mozo y jaque,
aunque no tenga dinero,
fantasía no le falte.

Quien de veinte no es valiente,
quien de treinta no casó,
quien de cuarenta no es rico,
ese pájaro voló.

De quince oro.
De veinte plata.
De venticinco, casada.
De treinta, caca.

Cuatro y tres siete,
hasta los cigarrillos son alcahuetes.
De varias cosas, se van a la cocina
por ver las mozas.

Ya tienes a tu padre,
la cena puesta:
chocolate con navos,
y arroz con berza.

Mucho pañuelo blanco
mucha puntilla,
y los viejos bailando,
la seguidilla.

Mucho pañuelo blanco,
mucho rodete,
la camisa sin falta,
pobre culete.

DE BUSTILLO DE SANTULLÁN

En el pueblo de Bustillo
hay un gallo cancarrión,
que a todos los pollos pica,
cuando llega al ocasión.

Majo , voy a estrenar,
que me los ha hecho mi madre,
unos pantalones nuevos
con los viejos de mi padre.

COPLAS SATÍRICAS DE MUDÁ

Mi mujer es grande y fea
y con ella me conformo,
yo le toco la barriga
y ella suena como un bombo.

Lo de la chambra roja
por la sangría,
es de Villacaliente,
serrana mía

Soy de Villacaliente
y no lo niego.
Tu eres de Villafría
y estás ardiendo.

DE BARRUELO DE SANTULLÁN

Van los obreros
cantando,
caminito del Calero,
que ya las ocho van dando.

No le quiero zapatero,
que es un oficio muy bajo,
que le quiero labrador,
Que coma con su trabajo.

Que coja las mulas,
y se vaya a arar,
Y a la media noche
me venga a rondar

Con la pandereta,
con el almirez,
con la guitarrita,
Que resuenen bien

CANCIÓN DE ALABANZA, NAVA DE SANTULLÁN

Ya tienes a tu padre,
la cena puesta,
chocolate con nabos,
y arroz con berza.

Canciones y poemario local

Quererte es sufrir en vida,
Amarte un sueño de infancia,
Mirarte, ver que mi vida,
para ti no vale nada.

Que mal remedio llorarte,
que mala suerte perderte,
quisiera siempre tenerte,
y solo puedo soñarte.

PASAJES EN POESÍA LOCAL

En una tierra sin nombre
donde las estrellas brillan más,
había una vez un hombre,
con una torrija de pan.

Vestido con cuatro trapos,
frío el hombre pasará,
pues una tormenta muy fuerte,
acecha por el lugar.

Pasada ya la tormenta,
el hombre empieza a llorar,
pues es muy triste la vida,
y deja que desear.

Andando por el camino
voy cantando sin cesar,
con unas botas ya rotas
y un cachito de pan.

CANCIÓN DE BODA QUE SE CANTABA EN BRAÑOSERA

Despídete compañera,
de la casa de tus padres,
que no volverás a entrar
solterita como antes.

Señor padrino prudente,
eche mano a su reloj,
más abajo está el bolsillo,
eso es lo que quiero yo

VERSOS SATÍRICOS Y FECHORÍAS DE MOZOS, RECOGIDAS EN VALDEOLEA Y VALBERZOSO

El tuerto de Valberzoso,
mató la yegua a sangre fría,
porque se casaba la hija
con amores que el no quería.

Por las eras arriba
sube Juliana,
con el saco de nabos
y la romana.

Por las eras arriba,
va el cura al trote,
corriendo tras del ama
que va al galope.

El otro día la Martina
a la iglesia se llevó
el gato entre la toquilla
y en la iglesia así maulló.

Cuatro estamos a tu puerta,
todos cuatro que queremos
“abaja” y escojerás,
los demás caminaremos.

Que buena estaba la leche,
que buena estaba la nata,
mejor estará la niña,
a las dos de la mañana.

COPLA SATÍRICA SOBRE PALMIRA

Palmira de la Palmira,
Palmira que triste estás,
de dónde vienes Palmira.
De ronda con tu rapaz.

La Palmira se hizo un traje,
pensando que se casaba.
Ha de gastar ese y otro,
y quedarse como estaba.

Si quieres ver a Palmira,
retratadita en camisa,
vete por la calle abajo,
que la lleva el retratista.

Palmerita Palmerita,
Palmira que pobre que era.
Te has retratado en camisa,
por un reloj de pulsera.

Por las calles de Madrid,
la Palmira iba vendiendo,
los pantalones de un hombre,
que se los quitó durmiendo.

SUBIDOS A LOS COMENTARIOS DE FACEBOOK

Ya subiste a lo llano.
Descansa, ramo de flores,
que vendrás fatigadita
de seguir a tus amores.

Elsa Romero Sánchez (Lores) 





Revista Pernía, Núm. 33 
EDITA Y DIRIGE: FROILÁN DE LÓZAR

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes comentar libremente. Agradezco tu participación. Sé prudente y respetuoso al exponer tus juicios. Escribe en minúsculas. En "comentar como" puedes poner tu nombre o comentar como anónimo. Si no aparece tu comentario al momento, no te preocupes, es que ha pasado a moderación porque se trata de un post viejo, pero enseguida lo apruebo.

curioson | refranes populares | mejores fotos | pueblos de España Designed by Templateism.com Copyright © 2014

@Froilán de Lózar, desde 1983.. Imágenes del tema: Bim. Con la tecnología de Blogger.
Published By Gooyaabi Templates