curioson | refranes populares | mejores fotos | pueblos de españa
Edén en Anento | Curiosón

Edén en Anento

Gran Guía de Templos Románicos

Templo de San Blas | Anento 




Me pidió disfrutar de románico prometiéndome compensarme con un paseo en magnífica naturaleza y elegí Anento, un pueblecito zaragozano de la comarca de Daroca limítrofe con la provincia de Teruel donde los belos reinaron antes de ser expulsados por los romanos y aparecer mencionado en 1357 cuando las tropas castellanas atacaron sin éxito su castillo.

Construido al final del románico, el templo de San Blas se configura como edificación de tradición románica tardía, del sur del Ebro, compuesto de una única nave cubierta con bóveda de cañón apuntada sobre arcos fajones con una torre añadida dos siglos más tarde, de planta cuadrada y funciones de campanario, de tres estancias superpuestas a las que se accede a través de escalera de caracol y coronada con almenas.


En su cabecera, ocupa el ábside un retablo gótico de 7 metros de alto por 6,8 de ancho y 37 tablas con la Virgen de la Misericordia, el santo de su advocación, otra de San Zenón y la curiosa representación de Santo Tomás Becket culminando un sotobanco con imágenes de la Pasión


Pero que, en mi canina opinión, deslucen y restan protagonismo a las pinturas que oculta y que tanto me recuerdan al Maestro del templo de San Juan de Daroca.


El atrio gótico, fruto de los desperfectos sufridos por el templo durante la Guerra de los Pedros, cobija su portalada románica con arquivoltas exteriores talladas en flores y zigzás o dientes de sierra.


apeando su lado derecho en pilastra coronada con capitel que conserva curiosa carita.


Pero como los canecillos no me merecían mucho interés, reclamé con insistencia el cumplimiento de lo prometido. ¡ Que yo iba a lo que iba, gente!.

Iniciamos un recorrido de un kilómetro desde el pueblo a un lugar idílico por cómodo sendero hasta el paraje de Aguallueve por las gotitas calabobos que mana de sus paredes, y desde donde parten dos senderos que recorren la vega que cruza un arroyo de puras aguas.


Media horita de cómodo paseo viendo el peirón mudéjar de la Virgen del Pilar


hasta llegar a un embalse desde donde disfrutar del verdor del valle y los riscos kársticos que moldeados por el agua de los numerosos manantiales, crean un entorno grandioso en su pequeño bosquecillo.


Por unos días mi paseo urbano quedó interrumpido y me sentí perro. Seguramente para ellos era como llevarme de Eramus. En fin.... ¡que están-en-tó esta gentuzilla!.



4 comentarios:

  1. En esta visita parece que por fin te recompensaron con un paseo por ese lugar de “aguallueve” tan idílico que mencionas.
    Aun desde el edén eres una enciclopedia del románico y, aunque en cada entrega haces patente tu malestar por esa “gente” que te lleva, los amantes del románico te esperan con los brazos abiertos cada martes.

    ResponderEliminar
  2. El románico de Anento fue una sorpresa, no te esperas esas pinturas y el entorno fantástico. Recomendable a todo aquel que pueda acercarse a verlo.

    ResponderEliminar
  3. Ya, Froilán, si yo también quiero mucho a tus amigos "curiosones" románicos, pero para aquella "panda" sólo pido a San Bernardo que les de larga vida, no vaya a ser que aparezcan por aquí donde estoy tan agustito y me jodan la Eternidad. Lametoncitos.

    ResponderEliminar
  4. ¡ Guau, guau, Laura!. Todo lo que dices es verdad y ojalá a ti te hagan caso los románico-románticos. Lametoncito en la nariz.

    ResponderEliminar

Puedes comentar libremente. Agradezco tu participación. Sé prudente y respetuoso al exponer tus juicios. Escribe en minúsculas. Si no aparece tu comentario al momento, no te preocupes, es que ha pasado a moderación, pero enseguida lo apruebo.

curioson | refranes populares | mejores fotos | pueblos de España Designed by Templateism.com Copyright © 2014

@Froilán de Lózar, desde 1983.. Imágenes del tema: Bim. Con la tecnología de Blogger.
Published By Gooyaabi Templates