curioson | refranes populares | mejores fotos | pueblos de españa
El dragón en la simbología zoomórfica fantástica | Curiosón

El dragón en la simbología zoomórfica fantástica

(VII.7). SIMBOLOGÍA ZOOMÓRFICA FANTÁSTICA. 



Principio activo, juego recíproco del Yang y el Yin, emblema imperial, custodio fiel de tesoros y sabiduría ( derceín, en griego significa viendo), insignia de escudos (Agamenón, Libro  XI de la Ilíada), proas de naves escandinavas y cohortes romanas (origen de los actuales Regimientos de Dragones), para el cristianismo medieval simboliza al diablo que, como serpiente de larga cola con patas y alas, aparece casi siempre en el momento de ser atravesado por la lanza de San Miguel, San Teodoro o San Jorge, bien en oposición a la Mujer ( María o Santa Margarita).

Son las fuerzas del Mal desbordadas y, por tanto, el principal enemigo del cristiano, aunque por estar dotado de fuerza y aguda vista, es alegórico del Vaticinio y de la Sabiduría. (Apocalipsis 12, 7-9; Daniel, 14, 22-27); Miqueas 1,8; Jeremías 14,6; Isaías, 34,13 y 43).

La victoria sobre el dragón tiene por consecuencia inmediata la conquista de la Inmortalidad, figurada por algún objeto al cual aquél impide acercarse; y esa conquista de la inmortalidad implica, necesariamente, la reintegración al centro del ser humano, es decir al punto en que se establece la comunicación con los estados superiores. Esta comunicación es lo representado por las aves (el lenguaje de los pájaros).


El dragón se concibe como serpiente alada a la que se añaden también patas. A veces su cuerpo se asemeja más al del cocodrilo. Está relacionado con el Fuego, ya que una de sus cualidades es despedir llamas por la boca. Al igual que la serpiente, es un animal que guarda algún recinto o tesoro. Su destino, es morir vencido por el héroe ( Marduk, Baal, Indra, Hércules, Apolo, Sirgud..., o el príncipe de nuestros cuentos). También el águila, reina de las aves, es su gran enemiga.

Según E. MÂLE (“L´art religieux du XII siécle), el dragón es la mayor de todas las serpientes, y en realidad de todos los seres vivos que hay en la tierra. Tiene cresta, boca pequeña y un estrecho gaznate a través del cual toma el alimento o saca la lengua. Su fuerza no está en los dientes, sino en la cola. El demonio, que es el más enorme de los reptiles, es como el dragón. Se dice que tiene una cresta o corona porque es el Rey de la Soberbia, y su fuerza no está en los dientes, sino en la cola, porque engaña a los que atrae hacia él con artimañas, destruyendo su fortaleza.


El Apocalipsis está lleno de bestias infernales serpentiformes con una o siete cabezas. En el capitulo XX, 2 el ángel que tiene la llave del abismo «Prendió al Dragón, la antigua serpiente, que es el Diablo, Satanás, lo encadenó por mil años». Insiste repetidamente en la dualidad opuesta del Cordero, Jesucristo, el Bien, frente al Dragón, el Anticristo, el Mal.

El Cristianismo concibió la existencia como dura y permanente lucha contra el Mal, y nada mejor para expresarla que el combate del guerrero. Así surgieron los santos guerreros, como el tan prodigado San Miguel matando al dragón, y pronto adquirió protagonismo el antiguo guerrero a caballo, el emperador victorioso de milenaria ascendencia oriental. Esto ocurrió en la Siria cristiana y en el Egipto copto, donde se representaren así los santos nacionales, incluso a Cristo, sin que respondan siempre a una historia concreta.

El tema adquirió tal importancia que se tomó como origen de la dinastía imperial de Abisinia. Según la leyenda etíope, hace 3.000 anos un dragón enfurecido de la región del Tigrai, en Eritrea, devoraba diariamente una doncella, y los jefes de las tribus decidieron nombrar rey al vencedor del monstruo. Surgió un valiente que mató al dragón y le coronaron. Le sucedió su bella hija, Belkis, la reina de Saba en el Yemen, que conquistó el corazón de Salomón. El hijo de ambos fue el primer emperador de Etiòpia, Menelik I, que subió al trono en el 950. Cronología y geografía son disparatadas.

El más famoso y difundido de los santos guerreros vencedores del dragón  es San Jorge. La Historia solo dice que era sirio nacido en Lidia hacia el 270 y martirizado en Nicomedia en 303. Pero la imaginación le supone en una campaña en Persia, viviendo en Beyrut, luchando con un dragón, enviado por Diocleciano en una expedición a Gran Bretaña de donde pasó a Irlanda. Se ha supuesto que el origen de San Jorge es el Horus egipcio con cabeza de halcón como jinete que atraviesa un cocodrilo. Sin duda fue así en otros santos caballeros orientales; en San Jorge existe la dificultad de que su lucha con el dragón es invención tardía citada por primera vez en un libro del siglo XII, y aún posterior la princesa que libera de la bestia. También se ha dicho que en Asia Menor pasaron al santo muchos atributos de la divinidad persa Verethagana

Y luchando contra los dioses paganos, su icono pasó a ser emblema de la victoria de la iglesia cristiana, pues " fue arrojado el Gran Dragón, la Serpiente antigua, el llamado Diablo y Satanás, seductor del mundo entero; fue arrojado a la tierra y sus ángeles con él" (Apoc. 12,7).





Para saber más: El dragón en el románico



Sección para "Curiosón" del grupo "Salud y Románico".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes comentar libremente. Agradezco tu participación. Sé prudente y respetuoso al exponer tus juicios. Escribe en minúsculas. Si no aparece tu comentario al momento, no te preocupes, es que ha pasado a moderación, pero enseguida lo apruebo.

Curiosón | refranes populares | las mejores fotos | pueblos de España Designed by Templateism.com Copyright © 2014

@Froilán de Lózar, desde 1983.. Imágenes del tema: Bim. Con la tecnología de Blogger.
Published By Gooyaabi Templates
gran-guia-templos-romanicos, lexico-montana-palentina y pueblos-mas-bonitos-espana