curioson | refranes populares | mejores fotos | pueblos de españa
Los hermanos Elhúyar y De Rio | Curiosón

Los hermanos Elhúyar y De Rio

 Fausto llegaba a México, con once mineros alemanes


Fausto se encargaría del beneficio de los metales por fundición.


El 21 de septiembre de 1551 el príncipe don Felipe firma la Real Cédula de fundación de la Universidad de México y, llegado el llamado siglo de las luces y las ciencias (XVIII), Carlos III, convencido de la conveniencia de tecnificar, con base científica, la explotación de las minas en las Indias, decide enviar técnicos alemanes que juzguen los sistemas empleados así como establecer Colegios. Estamos a casi trescientos años del Descubrimiento.

No por casualidad el Rey se fija en México. Las Ordenanzas de 1783 prevén la fundación del Colegio de Nueva España, que había de financiar el Real Tribunal de Minería, y que, con el nombre de Real Seminario de Minería, empezó a funcionar en 1792. No obstante, desde 1786 ya tuvo Director nombrado por Cédula Real: fue don Fausto de Elhúyar y Zubice, quien, en estrechísima colaboración con su hermano don Juan José, y después de una trabajosa, larga y seria formación en distintos centros de Europa, acaba de descubrir en 1783, el wolframio.

Don Fausto llegaba a México, con once mineros alemanes, en agosto de 1788. Tenía 33 años. Destinándole a él a México y a su hermano Juan José a Nueva Granada (Santa Fe, Colombia 1784) para encargarse del beneficio de los metales por fundición, España se desprendió de los dos químicos metalúrgicos más cualificados de aquel momento y, desde luego, de nuestra historia, y lo hizo en un momento minero metalúrgico decisivo para ella. Un gesto de generosidad que no ha sido suficientemente destacado.

Don Juan José de Elhúyar muere en su destino americano en 1796; don Fausto permaneció en Nueva España hasta 1821 en que regresó a la metrópoli en donde nostálgico -todavía figuraba como director de Minería de México- publica su "Memoria sobre el influjo de la Minería en la Agricultura, Industria, Población y Civilización de la Nueva España en sus diferentes épocas" (1825).

A los nombre de los hermanos Elhúyar hay que agregar otro, el de don Andrés Manuel de Rio, no menos ilustre, con el que en este mismo campo del conocimiento siguió España contribuyendo al desarrollo minero-metalúrgico de México: De Rio, era un madrileño, graduado en Alcalá, alumno después de la Real Academia de Minas de Almadén, que completó su formación en Freiberfi (con Werner, como los Elhúyar), en Scgemnitz, y en París. Llamado por don Fausto de Elhúyar, llegaba a México en 1794 para desempeñar la Cátedra de Mineralogía del Real Seminario, donde destacó su pulcra figura de maestro copetente y generoso, e investigador riguroso. Precisamente, analizando una mena de plomo pardo procedente de Zimaplán (Estado de Hidalgo-México), obtuvo en 1801 el óxido desconocido de una nueva substancia metálica a la que primero llamaría pancromo y más tarde eritronio, pero que, curiosamente, ha pasado a la tabla de los elementos químicos con el nobre de vanadio.  Con todas sus peripecias nominales el metal descubierto por Del Rio en México resultó ser "el primer elemento químico descubierto en los laboratorios de América, más de un siglo antes de que en los EEUU de Norteamérica o en Canadá se descubriera  el segundo (el niobio o columbio" (Bargalló).




Felipe Calvo, humanista palentino.
Ensayos y escritos en "Curiosón".


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes comentar libremente. Agradezco tu participación. Sé prudente y respetuoso al exponer tus juicios. Escribe en minúsculas. Si no aparece tu comentario al momento, no te preocupes, es que ha pasado a moderación, pero enseguida lo apruebo.

Curiosón | refranes populares | las mejores fotos | pueblos de España Designed by Templateism.com Copyright © 2014

@Froilán de Lózar, desde 1983.. Imágenes del tema: Bim. Con la tecnología de Blogger.
Published By Gooyaabi Templates