curioson | refranes populares | mejores fotos | pueblos de españa
El hierro (y II) | Curiosón

El hierro (y II)

Las Ordenanzas de Herreros dadas en la Muy Noble y Leal Ciudad de México en seis de abril de 1568.


Los indios, involucrados de una u otra forma en estas faenas vieron y asistieron en su trabajo a los herreros.


Hablando de barcos diremos que los construidos después en los astilleros del Pacífico fueron 25 en menos de quince años y que los barcos de aquellos astilleros manejarían hasta Filipinas y Japón (Cipango). Naves construidas en Nueva España exploraron por primera vez Alaska.


Los indios, involucrados de una u otra forma en estas faenas vieron y asistieron en su trabajo a los herreros, observaron cómo manejaban las herramientas, entendieron el para qué de los fuelles... y poco a poco fueron introduciéndose  en el arte del nuevo material que sus descendientes, ya mestizos, llegaron a ejercer como maestros para producir las primorosas obras  de la rejería mexicana.

Por otra parte, con las armas perdidas por los conquistadores en los grandes y amargos reveses que tuivieran, se armaron los nativos modificando a veces el diseño de las minas, haciendo, por ejemplo, lanzas muy largas para matar los caballos.

Si bien nunca existió un gremio de mineros, sencillamente porque los del minero no es un oficio, es una viril aventura -con el tiempo sí hubo gremios de plateros, de batihojas, de fundidores, de herreros, de cerrajeros, de caldereros, de espaderos, de doradores, con sus ordenanzas, sus pruebas y sus jerarquías.

Vale la pena, ahora que tanto se acosa e injuria a lo selecto, extractar como ejemplo las Ordenanzas de Herreros dadas en la Muy Noble y Leal Ciudad de México en seis de abril de 1568. En ellas se dicen cosas como estas:

-Que el día de Año Nuevo la justicia y los Diputados elijan dos Veedores deste oficio para lo que el Veedor general traerá noticia de los hábiles y suficientes para ello, y éstos visiten las herrerías y examinen las obras.
-Que ningún oficial pueda poner tienda sin ser examinado por los Veedores y otros dos oficiales, y declarado hábil, pena de diez pesos y tres días de prisión; por la segunda, las dichas penas y pierda toda la obra, y por la tercera, las mismas y privacion es de usar el oficio.
-Que los que examinasen para efecto de poner tienda, sólo usen de lo que son examinados, pena de pérdida de la obra...
-Que el que examine sea de un mazo, un gijo, un pico, una reja de arar, un azadón, un calabozo, un hacha, un martillo de orejas o de lo que supiese, usando sólo de lo que debe y sabe, y de tres pesos por su trabajo a los Veedores, y estas cosas han de ser bien calzadas, con acero bien templado, ni muy blando ni muy fuerte, que salte o se desgrane; y bien fornidas, y los ojos bien soldados, sin engaño público, ni secreto.
-Que ningun oficial venda por Reja nueva la vizcaína adobada, sino que diga al comprador la obra que es.
-Que ningún oficial compre herramienta vieja para adobarte y venderla, pero en caso que el dueño la lleve a adobar, sea bien adobada y soldada, sin engaño.

¿Cuántos talleres actuales podrían seguir abiertos si veedores del oficio, hábiles y suficientes, Ordenanzas en mano, los visitasen y examinaran sus obras?

La otra temprana operación metalúrgica de Cortés en México -aunque lamentable y menos importante- fue la extracción de estaño por fusión de menas trabajadas en Nueva España, a lo que hace referencia Cortés en su Carta de Relación de 15 de octubre de 1524.

En el momento histórico en que se producía la actividad minero-metalúrgica que nos ocupa, se acontecieron otros hechos que conviene recordar: Cuando en 1539 -sólo dieciocho años después de la toma de la capital azteca- funciona ya en México la primera imprenta del Nuevo  Mundo, faltaban cien años para que Boston tuviera la suya (1638), y más de ciento cincuenta para que la tuviera Nueva York (1693); mientras en Inglaterra, en 1685. sólo existían las de Londres, Cambridge y Oxford.

Plato caliente en el taller de Abdón Punzo en Santa Clara del Cobre, Michoacán
De Alejandro Linares Garcia - Trabajo propio-commons.wikimedia





Felipe Calvo, humanista palentino.
Ensayos y escritos en "Curiosón".


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes comentar libremente. Agradezco tu participación. Sé prudente y respetuoso al exponer tus juicios. Escribe en minúsculas. Si no aparece tu comentario al momento, no te preocupes, es que ha pasado a moderación, pero enseguida lo apruebo.

Curiosón | refranes populares | las mejores fotos | pueblos de España Designed by Templateism.com Copyright © 2014

@Froilán de Lózar, desde 1983.. Imágenes del tema: Bim. Con la tecnología de Blogger.
Published By Gooyaabi Templates