curioson | refranes populares | mejores fotos | pueblos de españa
Una mínima flor de jazmín | Curiosón -->

Una mínima flor de jazmín

“Nada hay más difícil que un principio. Si con esta escritura consigo la calma y perturbo a los que están calmados, ya me doy por pagado" (Lord Byron). De acuerdo, al menos, en la dificultad que se siente ante la hoja en blanco. Hay días en que un riachuelo hace cosquillas en la mente y brota impetuoso, y otros, opacos, en los que no me decido a elegir tema, hilar palabras, enlazarlas para que tomen vuelo y salgan a la luz. Comprendo que escribir es una pasión, una entrega, no la búsqueda de perfección absoluta reservada a los elegidos. Por lógica, admito, con humildad, que, a veces se acierta, no siempre y, sin embargo, seguir, resulta placentero.

 

Jazmín extremeño
De nuevo, la primavera está aquí, risueña, en puro contraste con la frialdad de las calles vacías y la tristeza ¿o el miedo? que sentimos al cruzarnos con los  viandantes que van a hacer su compra, necesaria, y de los que, inconscientemente, nos separamos. El lunes, en algunas casas del Barrio de María Cristina, las lilas habían florecido. Aún no huelen; tal vez, al pasar deprisa, no reparé en su aroma. Pensé que, en mi parcela, su belleza y olor inigualables me acompañaron muchas primaveras. Al volver a casa, busqué entre las plantas de una mínima jardinera, el moradillo de lavanda extremeña y los alhelíes que me regaló (¡cuántos años ya!) un médico cariñoso e inteligente que salvó, desde nuestra casa, a mi hijo Álvaro -en su magnífico alemán- de una operación innecesaria cuando, con un Erasmus estaba en Saarbrucken: Julio Aguado Matorras. Su flor es pequeña, y se va degenerando por los años, pero los conservo como un don.

Y moví la planta de jazmín extremeño, grande y generoso en verdor, y que, en siete años que lleva conmigo, jamás había florecido. Y, entonces, ¡sorpresa!, allí estaba, una mínima flor color amarillo brillante, buscando refugio entre las ramas gruesas y generosas. Y me nació en el pecho la alegría indescriptible al mirarla una y otra vez. Acepté, convencida, que siempre hay un rayo de luz al final del camino, por difícil que sea. Y di gracias a Dios porque la familia y los amigos siguen bien. Hago acopio de esperanza y recorro el pasillo de la casa. Echo de menos muchas cosas. Quizá, no descubrí, a tiempo, que la felicidad está en las cosas sencillas. 

Imagen: Teresa, en perfumesylucesdeextremadura
 



SENTIR DE LA PALABRA
Sección para "Curiosón" de Carmen Arroyo.



1 comentario:

  1. No es primavera, Carmen, pero hacemos acopio de fuerzas también en el otoño.
    Y es verdad que la felicidad esta en las pequeñas cosas.
    Buen día y gracias por esa esperanza que nos dejas.

    ResponderEliminar

Puedes comentar libremente. Agradezco tu participación. Sé prudente y respetuoso al exponer tus juicios. Si no aparece tu comentario al momento, no te preocupes, es que ha pasado a moderación, pero enseguida lo apruebo.

Curiosón | refranes populares | las mejores fotos | pueblos de España Designed by Templateism.com Copyright © 2014

@Froilán de Lózar, desde 1983.. Imágenes del tema: Bim. Con la tecnología de Blogger.
Published By Gooyaabi Templates

gran-guia-templos-romanicos, lexico-montana-palentina y pueblos-mas-bonitos-espana

autores de nuestra historia | grandes autores | mil lugares del mundo

lugares de la montña palentina | Qué hacer en la montaña palentina

puentes colgantes | puentes del norte | rutas y trekking por españa