curioson | refranes populares | mejores fotos | pueblos de españa
Cárcel y sensibilidad | Curiosón

Cárcel y sensibilidad


Bergson decía que el orden no existe. Que existe el orden geométrico -el de Descartes venía a explicar-, y el vital, es decir cómo cada sujeto se posiciona con sus objetos. Los defensores del orden geométrico, cartesianos ellos, no suelen entender a los desordenados y caóticos creadores, más amantes del orden vital.

En Palencia, tuvimos cárcel con panóptico, sufrida por Miguel Hernández, entre otros muchos, cárcel que ahora tras su rehabilitación puede convertirse en un gran Centro Cívico para la ciudad, para la cultura, para el arte, lo que tanto necesitamos por estos lares.

De cárcel privadora de libertad, que hizo sufrir a Miguel Hernández, a un espacio de libertad capaz de infundir aire fresco. El paso es notable. De una cárcel con panóptico a un sueño de libertad. El panoptismo, invento de Bentham, pretendía controlar, mirar, vigilar. Para castigar más eficazmente, para modificar la conducta, anhelo conductista máximo.

Por un lado los presos. Por otro los vigilantes. Por un lado el ansia de libertad, y por otro el uso legal de la fuerza enmarcada en la más amplia función social de reprimir. Así las cosas, con notable sensibilidad muy bien desorientada, se pretende que esa transición de cárcel antigua a espacio de creación y pensamiento, no sea completa, sino que el nuevo Centro Cívico acoja a todo un símbolo de los vigilantes, las fuerzas policiales, en una suerte de recuerdo de que junto a los artistas, a los locos artistas, a los creadores, a los lectores, conviene seguir alojando un trozo de la historia de quienes cumplieron la función que otros les encomendaron de vigilar y controlar a esos mismos desordenados librepensadores.

Se pueden emplear eufemismos, se puede usar el nombre de un palentino ilustre para tocar la fibra sensible del palentinismo. Se pueden argumentar asuntos dinerarios, -un chantaje tipo, «te abro, con tu dinero, un centro para que te expreses o leas o pienses, pero te pongo un policía en la habitación de al lado que permitirá pagarte tu libre discurrir o fantasear, eso o no hay dinero para abrirlo, elige». Se puede seguir el dictado de la política de las cosas, olvidada la política de las gentes, se puede confundir si no se puede convencer como diría Truman, se puede recurrir a la mayoría silenciosa, pero una inmensa minoría ha empezado a decir no.

Un genial oxímoron: policía y cultura, dos mundos opuestos, dos planetas que han chocado siempre, y que cualquier vecino ilustrado sabe diferenciar sin menospreciar. Así las cosas, aguantaremos porque no tenemos el poder, firmaremos manifiestos, nos reuniremos en Asambleas, escribiremos columnas, pero al fin y a la postre, para mí tengo que es seguro que perderemos. Escritores, poetas, la intelligentsia, tratarán de impedir esa aberración. Se trata de no permanecer en silencio, de soñar con el poder de las palabras, en una lucha desigual, nunca contra nadie, pues no se trata de colores políticos, sino de discursos. Y el discurso de la idiotez, recordémoslo, atraviesa todas las formaciones sociales y políticas sin excepción. 

De consumarse el despropósito, los más sentidos llorarán en silencio al releer las tres heridas de Miguel Hernández, que son las nuestras. Recordarán las cartas que mandaba a su mujer cuando le hablaba del frío que hacía en Palencia. Pero setenta y tantos años más tarde, y por lo que se ve, el frío sigue. El hielo ambiental que prefiere el orden a la libertad, los hechos consumados a los debates creativos, el refrán al pensamiento, la testadurez a la sabia rectificación.

Contribuir los palentinos a solucionar el problema de espacio de las comisarías de policía y sus archivos, tal y como se ha presentado en la prensa, cediendo una buena parte del espacio de nuestro Centro Cívico, es una suerte de delirio que firmaría gustoso el Foucault que escribiera Vigilar y castigar.

Vencerán, pero no convencerán.




De la sección del autor en "Curiosón"
"Vecinos ilustrados" @Aduriz2012

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes comentar libremente. Agradezco tu participación. Sé prudente y respetuoso al exponer tus juicios. Escribe en minúsculas. En "comentar como" puedes poner tu nombre o comentar como anónimo. Si no aparece tu comentario al momento, no te preocupes, es que ha pasado a moderación porque se trata de un post viejo, pero enseguida lo apruebo.

curioson | refranes populares | mejores fotos | pueblos de España Designed by Templateism.com Copyright © 2014

@Froilán de Lózar, desde 1983.. Imágenes del tema: Bim. Con la tecnología de Blogger.
Published By Gooyaabi Templates