curioson | refranes populares | mejores fotos | pueblos de españa
Ávila, tierra y piedra | Curiosón

Ávila, tierra y piedra

Ávila hace honor a ese dicho que circula por la Tierra, donde se afirma que Castilla y León es el Museo abierto más grande de España. Dispuesto a conocer esta parte histórica de la ciudad, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1985, me uno al primer free tour que conduce Blanca. Al mismo se suma un grupo de andaluces y cuando la guía menciona el calor por los 37 grados que reinaron los días de atrás, uno de los presentes exclama: “¿A nosotros nos vas a decir, que venimos del infierno de los 47? ¡Esto es agua bendita!”



Según la tradición, la dirección de la construcción de la muralla recayó en dos maestres de la geometría: el romano Casandro y el francés Florín de Pituenga. Impresiona su altura, su estado de conservación. A primera hora de la tarde, previo pago de 5€ hago el recorrido por la parte superior, un paseo de 2 kilómetros y medio, 88 torres, muros de 3 metros de grosor y 12 metros de altura y nueve puertas.

El paseo que nos propone Blanca se inicia en el Museo de Santo Tomé, antigua parroquia, luego panera de la catedral, una especie de almacén donde me cautivan dos grandes carretas que tuvieron su importante papel en las rutas de Gredos. Aunque hablan maravillas del Palacio de los Dávila y del resto de palacios y casonas intramuros, yo estaba interesado en conocer el Palacio de Polentinos, mansión de un conde de nuestro Polentinos hasta finales del siglo XIX en que fue adquirido por el ayuntamiento de la ciudad. Hablo de ello en el libro “Cervera, Polentinos, Pernía y Castillería”. La mansión que fue levantada por la familia castellana de Los Contreras, cuando María A. de Contreras y Santisteban, marquesa de Olivares, casó con Francisco J. de Colmenares y Fernández de Cordoba, segundo conde de Polentinos, nacido en Lima en octubre de 1719, pasará a denominarse Palacio de Polentinos. Para los cronistas callejeros es un capítulo oscuro, “un robo” -añadió Blanca, lo que me dejó un mal regusto porque no he visto esa mención en los textos consultados.

No podía faltar una visita a la casa donde nació y vivió Teresa de Jesús, una visita a la catedral y la mención e invitación a conocer las iglesias románicas que explica con tanto detalle mi amigo Manuel Gila en “Curiosón”.

A las nueve de la noche, después de contemplar Ávila desde los Cuatro Postes, después de dar cinco vueltas por el casco histórico, decido sentarme en una terraza de la plaza. Mientras degusto un destornillador sigo el recital improvisado de dos músicos callejeros que desgranan canciones de Sabina o La chica de ayer, que tanta nostalgia me provocan.






LA MADEJA

Cada viernes en la tercera de Diario Palentino

2 comentarios:

  1. Alfonso Santamaría Diez01 octubre, 2021

    Como siempre Froilán con tu Madeja alegras el Diario Palentino, y también a los lectores de Curiosón. Me he reído con los 47º de Andalucía, y he disfrutado recorriendo contigo la ciudad y el Palacio de Polentinos, que tanto nos recuerda al puebluco del norte de nuestra provincia. Buen final escuchando a Sabina tomándote un destornillador, ni que fueras un mecánico.

    ResponderEliminar
  2. A la historia hay que ponerle un poco de humor porque de otro modo no te apetece entrar en ella. Un abrazo, Alfonso.

    ResponderEliminar

Puedes comentar libremente. Agradezco tu participación. Sé prudente y respetuoso al exponer tus juicios. Escribe en minúsculas. En "comentar como" puedes poner tu nombre o comentar como anónimo. Si no aparece tu comentario al momento, no te preocupes, es que ha pasado a moderación porque se trata de un post viejo, pero enseguida lo apruebo.

curioson | refranes populares | mejores fotos | pueblos de España Designed by Templateism.com Copyright © 2014

@Froilán de Lózar, desde 1983.. Imágenes del tema: Bim. Con la tecnología de Blogger.
Published By Gooyaabi Templates