curioson | refranes populares | mejores fotos | pueblos de españa
El silencio de los intelectuales | Curiosón

El silencio de los intelectuales

Unamuno se quejaba de que no había público, que había intelectuales pero nadie los escuchaba. Hoy existe una importante opinión pública ilustrada, pero coincido con quienes creen lamentable que de la opinión pública se haya apoderado la voz de los dueños y de sus subrogados, y que las otras voces que se oponen al discurso del amo moderno no contengan argumentación sino eslóganes.


Ahora hay público, pero el tempo ha cambiado.

Javier Marías dice que los intelectuales ya hablan, y que no está de acuerdo con Muñoz Molina cuando dice que únicamente El Roto ha estado a la altura de lo que se espera de un intelectual en estos años, y lo ha hecho a través de sus viñetas. Algunos han hablado, por ejemplo, John Ralston Saul, el canadiense que anticipó en 2005 el colapso, y que está proponiendo medidas para rescatar a los ciudadanos desahuciados y no a los bancos, pues argumenta que eso hará que la deuda siga creciendo. Mejor, dice, otorgar una parte del dinero directamente a los hipotecados.

Pero la cuestión no es si hablan o callan. La cuestión es que han cambiado los medios de llegar al gran público. Permanece el cine, la buena novela, la poesía, las vanguardias creadoras, pero eso requiere tiempo de espera. Y hoy, nadie espera.

Los intelectuales no han sido, en los bautizados años del despiste, auténticas figuras de prestigio, más bien los jóvenes aspiraban a imitar a los audaces hombres de negocios llamados de la ‘cultura del pelotazo’, a los futbolistas millonarios y a los que conseguían trabajos estables y ‘para toda la vida’. Una cultura del ocio generalizado se imponía. En esos años de despiste no se oían las voces de los intelectuales asustados por esa deriva de los ‘ni ni’ que se veía venir, ni se leían demasiadas columnas repletas de héroes intelectuales. Quizá ahora eso cambie y se tome conciencia de que sin científicos, sin lecturas, sin gentes del pensamiento el futuro va a ser muy plano. La función del escritor, del poeta, del creador de opinión, del artista, del comunicador, del profesor, no debe ser aislarse de su tiempo, ni vivir cultivando su jardín, ni habitar torres de marfil. Ni mucho menos rehusar los instrumentos actuales.

El silencio de los intelectuales lo interpreto como el efecto de la gran desorientación, de la que tampoco pueden escapar. En realidad, callan porque nadie acierta a intuir por dónde van a ir las cosas. Saben, sabemos, que no habrá modelos estándar, salidas homogéneas, relatos sólidos, pensamiento único.




De la sección del autor en "Curiosón":
"Vecinos ilustrados" @Aduriz2013


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes comentar libremente. Agradezco tu participación. Sé prudente y respetuoso al exponer tus juicios. Escribe en minúsculas. Si no aparece tu comentario al momento, no te preocupes, es que ha pasado a moderación, pero enseguida lo apruebo.

Curiosón | refranes populares | las mejores fotos | pueblos de España Designed by Templateism.com Copyright © 2014

@Froilán de Lózar, desde 1983.. Imágenes del tema: Bim. Con la tecnología de Blogger.
Published By Gooyaabi Templates