curioson | refranes | imagenes | pueblos de españa
Casa Taller Herminio Revilla | Curiosón

Latest News

Casa Taller Herminio Revilla

Canto al patrimonio de la montaña palentina


Es un auténtico privilegio conocer a Herminio Revilla, creador poco valorado por las administraciones, que no han respaldado como se merece la importante labor que ha desarrollado durante más de 60 años.



En pleno otoño, con la Asociación de Jubilados de Venta de Baños, visité en Villabellaco, municipio del norte palentino que pertenece a Barruelo de Santullán, el Museo Casa Taller de Herminio Revilla, con categoría de Centro de Interpretación del Patrimonio Cultural.

Llegar a este museo, conocido por el boca a boca, y que te reciba en su puerta Herminio Revilla es un auténtico privilegio, como lo es conocer en vida a un creador, poco valorado por las administraciones, que no han respaldado como se merece la importante labor desarrollada durante más de 60 años por este artista autodidacta, que a los 10 años comenzó a trasformar la madera y hacer juguetes el día que su padre le regaló una navaja.




LA VISITA

Comienza la visita de esta casa-museo del movimiento, y Herminio, muestra, explica, comenta, hace gracejos, y disfruta cuando enseña sus obras de una sola pieza, que provienen de maderas muertas que encuentra en los montes cercanos. Resucita y da vida a troncos de olmos, robles, fresnos, nogales o arces; y a labores rurales y oficios perdidos en el tiempo, y representa las diferentes energías, sin olvidarse de mineros y minas. Pone en movimiento batanes, canales, hormigoneras, norias, vagonetas y caballitos extractores de petróleo, y muestra su funcionamiento con distintos aparatajes que dan vitalidad al museo, así como curiosidades hechas por la naturaleza. Representa a los diferentes árboles y arbustos, y se enorgullece de su trabajo ante una olma de 300 años que se quedó vacía, que esculpió y adornó con sus inolvidables recuerdos de su querido Valle de Santullán.


Herminio trasmite admiración a quien le escucha, tanto por la calidad de sus trabajos, como por lo que cuenta y como lo cuenta. Es un actor de los buenos que trasmite su pasión, capaz de hacerte reír, y causar sensación porque el actor no finge, no se adula, es único y legítimo como toda su obra, que avala su destreza y maestría para explicar con naturalidad todo el proceso de su creación. Merece el aplauso del público por cada pieza que muestra. ¡Qué grande eres maestro!.


EL CREADOR

Revilla es un creador multifuncional, con manos capacitadas para realizar todo tipo de trabajos, capaces de rescatar al famoso puente de Villanueva del Río, hundido por el pantano de Aguilar, o una bella réplica del puente celta y romano de Puentetoma, y del romano de Nestar, o de la basílica de San Juan de Baños, y de iglesias románicas que tiene bien cerca; tallar un Cristo que resucita, esculpir a su padre, a su mujer, a él cuando era niño, o su propia cabeza. Muchas son las obras que ha creado Herminio a lo largo de su vida, durante más de seis décadas dedicado a estos trabajos. Sigue activo todos los días con el material que le ofrece la naturaleza, y disfruta con su pasión creativa y de su museo. Solo necesita que alguien tome su relevo, y aprenda de su carisma para enseñar y explicar con orgullo, pasión y cariño todas las creaciones de Herminio.


Puente de Villanueva del Río, anegado por el pantano de Aguilar. Foto A. Santamaría


HERRAMIENTA DIDÁCTICA

El museo es una herramienta didáctica, donde el visitante recibe una valiosa clase práctica en la que el maestro Herminio explica su laboriosa lección de toda una vida ocupado en su pasión. Lección que interesa por igual a niños, jóvenes, padres y abuelos. Que interesante que aprendan los niños que las cosas no se hacían como ahora con solo apretar un botón, que descubran el ingenio del hombre para mover molinos y moler, para crear energía, que vean como se mueven las maquetas, que trasmiten el ingenio de Herminio, y ejercen su función como el martillo pilón. Reproducciones del Canal de Castilla y una esclusa, el molino harinero, la herrería, ferrería, el herraje de una vaca, los huevos de madera, y el pollito que quiere salir a la vida. Que admiren el impresionante trabajo didáctico que muestra en un gran olmo la evolución del ser humano en el planeta tierra. No menos interesante son sus radios antiguas, así como la importante colección de válvulas de aparatos de radio, de las primeras a las últimas que se utilizaron hasta la aparición del transistor. Así como el homenaje a su antigua fábrica de galletas Fontaneda.



EXPLICACIONES CON CARIÑO Y PASIÓN

Tanto Herminio como su mujer, Carmen Gómez, explican con cariño paternal y maternal la elaboración de cada pieza, trasmiten tanta pasión y fuerza que las obras nos dejan boquiabiertos. Se detiene el tiempo, se para el reloj, nos extasía el movimiento de esos objetos exclusivos que un artista creó a base de materiales naturales. Herminio nunca compró nada para la composición de sus trabajos, ni tampoco vendió una obra suya, no se quiere desprender de lo que con tanto ingenio e imaginación creó.




HERMINIO, UN LIBRO ABIERTO

Herminio, interrumpe a menudo su explicación para contar capítulos de su vida, como cuando trabajó en galletas Fontaneda, y se prejubiló a los 55 años. Cuenta que de Eugenio Fontaneda aprendió todo lo relacionado con el arte, y desde que conoció a Fontaneda quiso ser como él. Comenta que la formación fue la consigna de su vida, los estudios de electricidad y electrónica, así como las radios fueron una de sus pasiones. Nos dice que acudió varias veces a Baños de Cerrato para fotografiar y tomar medidas de la basílica para luego reproducirla, y a todos aquellos sitios donde un monumento estaba en peligro de desaparecer. Lamenta que mucho le prometieron los políticos y no le ofrecieron nada. Herminio es un libro abierto con muchas páginas y capítulos de lectura imprescindible para entender su obra llena de pasión, ingenio, empeño, trabajo, esfuerzo, y dedicación en sus más de 600 trabajos. Su vida es una interesante novela, no dudo que si se llevaría al cine tendría tanto éxito como su Museo.

Revillla a lo largo de su vida se ha relacionado con muchos artistas y tiene muchos amigos. No olvida su gran amistad con colegas ya fallecidos, como la gran fotógrafa Piedad Isla, que tiene en Cervera su Museo Etnográfico que lleva su nombre, Javier Cortes, descubridor de la Villa Romana La Olmeda, ni al recientemente desaparecido Rodolfo Puebla, creador del Museo Etnográfico de Frómista.



Puente celta y romano de Puentetoma. Al fondo puente romano de Nestar, del que
 desapareció la parte superior. Foto A. Santamaría


EL FUTURO DEL MUSEO Y EL RECONOCIMIENTO DE SAN CEBRIÁN DE MUDÁ. 

Herminio y Carmen, pronto cumplirán 80 años, sienten que llega el momento de poder descansar y sueñan con dar un destino definitivo a su Museo para que su obra no se pierda, ni se divida, ni deje de tener vitalidad. Piden que por una vez la administración les abra sus puertas, después de recibir portazos durante tantos años, tras el inicio del museo en su casa de Aguilar, su traslado en 2011 a Barruelo, y la instalación definitiva en 2013 en Villavellaco, su pueblo. Qué pena, que ni los diferentes alcaldes de la villa galletera, ni los de Barruelo, hicieran ningún caso a la obra de Herminio. Ha tenido que ser otro icono de la Montaña Palentina, Jesús González Ruiz, alcalde de San Cebrián de Mudá quien, en el mes de septiembre, homenajeó a Herminio durante las fiestas patronales. El de Villabellaco recibió con sorpresa y mucho agradecimiento el reconocimiento de un pueblo que no era el suyo, que además lo nombró pregonero, un honor que le llenó de emoción. La placa que le regaló el pueblo de San Cebrián de Mudá no podía estar en un sitio mejor que en su Museo Casa Taller, para que la vean todos los visitantes. Qué copien otros ayuntamientos y administraciones el ejemplo de San Cebrián de Mudá, y el buen hacer de su alcalde. Que conviertan en realidad sus promesas las administraciones y se hagan cargo de la Casa Museo Taller de Herminio Revilla, “la perla de Villabellaco”.


DOS LUGARES DIGNOS DE VISITAR

En la Montaña Palentina hay dos lugares dignos de visitar: San Cebrián de Mudá con su Reserva Europea de los Bisontes, y Villabellaco con el Museo Casa Taller de Herminio Revilla, ambos con más de 7.000 visitantes en el año 2021, que les convierte en uno de los atractivos turísticos más importantes de la provincia. El apoyo institucional para que las obras de Revilla pervivan en el tiempo está bien justificado. Así lo entiende el escritor Froilán De Lózar, al afirmar que: “El museo y casa taller del artista norteño es uno de los recursos culturales y etnográficos más importantes de la Montaña Palentina."

EL VIDEO


Imágenes: 
Curiosón, Alfonso Santamaría

Para saber más en Curiosón
Museo de Herminio Revilla




   PALENCIA EN MIS RECUERDOS 
    Una idea de Alfonso para "Curiosón"






24 comentarios:

Unknown dijo...

Buenos días, Alfonso.

Termino de leer atentamente tu relato y como siempre, muy muy interesante.
Relato que consigue, como indica el nombre de esta web, despertar la curiosidad y darnos cuenta de las cosas, sitios y personas que merecen ser descubiertos y que gracias a gente como tú hacen que se despierte el interés de lo que nos rodea.
No aflojes, el "profe"

FGC dijo...

Buen artículo el que has escrito con tanto afecto y sentimiento por tu querido amigo. El museo y D. Herminio Revilla merecen estar en lo más alto del arte palentino y ser referente cultural. Haces bien en reivindicar la atención de la administración o de quien corresponda para que esto sea un hecho y se haga pronto realidad. 👍
Paqu Glez. del Castillo.

Jose Luis Estalayo dijo...

En el mundo hay dos clases de personas: los activo_creativos y los pasivo, los que sacan de un tronco una imagen y los que queman la imagen con su tronco, los que hacen de las cosa un milagro y los que se lamentan del milagro de las cosas, los que utilizan su imaginación para crear cosas, para generar piezas novedosas, los que observan, analizan, se apasionan y los que prefieren que les hagan las cosas, Este hombre indudablemente es de los primeros.

Alfonso Santamaría Diez dijo...

Cuanto me alegro Magister de haber despertado en ti la curiosidad para poner tus ojos en mi relato. Te recomiendo que cuando vayas, o vengas de Cantabria, no olvides visitar este Museo, te recordará tantas cosas, te hará disfrutar de todo, y sobretodo amar el arte de un maestro de la madera, capaz de poner en movimiento increibles y atractivas maquetas. Sencillamente genial ver la obra de un genio. Disfrutar con sus clases en directo, es el no va más. No te lo pierdas, amigo.

Alfonso Santamaría Diez dijo...

Querida Paqui descubres en mi escrito sentimientos que yo ni siquiera descubro. Hablas de afecto y sentimiento por Herminio, además de mi admiración por su obra, y especial cariño por su persona. El arte que crea Herminio, sin duda merecen ocupar el lugar que le corresponde, y no se reconoce, en el mundo cultural de esta provincia. Es culpa de las administraciones, que se preocupan de otras promociones, y ocultan, castigan e ignoran a quien es capaz de atraer a su Museo, nada menos que a 7.000 turistas al año. En qué estarán pensando para no hacerse cargo de esta magnifica muestra de arte en movimiento, que Herminio pone en sus manos, sin contraprestación alguna.

Alfonso Santamaría Diez dijo...

Que sorpresa, que honor que admiración que el genial José Luis Estalayo, intimo de mi patrón San Froilán, escriba un comentario para reconocer la actividad creativa, la capacidad para "sacar de un tronco una imagen", y hacer con sus tallas auténticos milagros, gracias a su especial imaginación, capaz de generar máxima expectación, asombro y pasión al escuchar a quien creó tanto arte, tan solo con sus manos. Gracias Estalayo, bien conoces este Museo, bien habléis hablado de él Froilán y tu. Gracias por venerar, tanto como yo, al genio de Villavellaco.

EPYA dijo...

:0 sin palabras, solo que buen post, me gusto muchas gracias por compartir.


Apoyame por favor con una visita y un comentario en mi agradable blog o síguenos en nuestras redes sociales , apoyémonos entre nosotros gracias,: https://epya.com.co/blog/ o https://www.instagram.com/epays.a.s/

J. Ignacio dijo...

Artículo muy interesante y un artista imprescindible que es Herminio Revilla. Espero que esté artículo despierte la curiosidad de mucha gente para visitar Villabellaco y su casa museo
Bien está el toque de atención a los políticos, a ver si se ponen las pilas

Julius Revolution dijo...

Gran reportaje Alfonso. Espero poder visitar el museo en primavera y teneros cerca a ti y a Herminio, para disfrutar de vuestras explicaciones. Un abrazo.

Alfonso Santamaría Diez dijo...

Me alegra EPYA que te haya gustado mi post, más aún cuando dices que te ha dejado sin palabras, sin palabras me dejó a mi el gran Herminio Revilla.
En un rato visitaré tu blog, a ver que cuentas y como lo cuentas, y si procede te haré un comentario.
Muchas gracias por tu interés.

Alfonso Santamaría Diez dijo...

Hoy, amigo José Ignacio, has actuado raudo y veloz para escribir el comentario. Me alegro mucho que mi artículo te haya parecido muy interesante, de ti me fío. Herminio, como bien dices es "un artista imprescindible, la provincia lo necesita.
He enviado el trabajo sobre el Museo a la Presidenta, al Vicepresidente, a la Vicepresidenta, a Alfonso Polanco, a la procuradora Mercedes Cófrades, a los periodistas del Diario Palentino, Carlos Hugo, Andrea Benito y Jorge Liébana, a los del Norte de Castilla, y a todo aquel que pueda tener relevancia en Palencia, y que dispongo de su guasapa. Si no se dan por enterados, apaga y vámonos.
Muchas gracias José Ignacio. Siempre me apoyas y das calor.

Alfonso Santamaría Diez dijo...

Cuanto me alegro amigo Julio que mi trabajo te haya parecido grande. Te agradezco que lo hayas colgado en el Blog de Autillo, y seguro que despierta interés entre tus paisanos, y el alcalde organiza una excursión para visitar este extraordinario Museo, y de paso visitar también otra de las joyas de la Montaña Palentina, como es la Reserva del Bisonte Europeo, en San Cebrián de Mudá.
En primavera iremos juntos, con José Antonio, con Ángel, si puede, con Riaza y con el Carbonero. Herminio nos espera.

Carmen San José dijo...

Alfonso serías un digno merecedor del premio al mejor embajador de Palencia: gran conocedor y difusor de toda su riqueza cultural, paisajística, gastronómica y personal etc... 👏👏👏👏

Alfonso Santamaría Diez dijo...

Gracias amiga, sabes que ya tengo una embajada y no necesito más. Soy embajador de Autillo de Campos, y tal vez la capital me quede grande. Intento dar a conocer Palencia y su provincia, y las buenas cosas que posee, las que tenemos a la puerta de casa sin tener que irnos lejos: Autillo, los Museos del Renacimiento, la Tierra de Campos, el Cerrato, el Valle, la Valdavia, la Ojeda, la Montaña Palentina, la Ruta de los Pantanos, el románico de sur a norte, el Canal de Castilla, la Reserva del Bisonte Europeo en San Cebrián de Muda, y tantas y tantas cosas, monumentos, festejos, y por supuesto el MUSEO HERMINIO REVILLA, en Villabellaco.
Somos una provincia para envidiar, para que ir fuera, sino conocemos las maravillas que tenemos dentro.
Un beso amiga divina.

José Luis Gregorio dijo...

Precioso artículo dedicado a este magnífico artista que hasta ahora no conocía.
No te quepa la menor duda que la próxima vez que vaya por esa zona no dejaré de pasar a ver tan impresionante museo.
El vídeo precioso, son increíbles las obras de arte que ha hecho este artista.
Gracias Alfonso por abrir una ventana más y descubrir creadores como a este hombre, Herminio. Revilla y que tan bien describes es este magnífico artículo dedicado a el.
Enhorabuena amigo.

Alfonso Santamaría Diez dijo...

Me alegra sorprenderte de nuevo amigo José Luis, hay muchos palentinos que aún no conocen este Museo, en cambio es muy visitado por turistas de la provincia de Burgos, de Valladolid, de Cantabria, del País Vasco y madrileños. El boca a boca funciona y cuando alguien habla bien de algo, la gente se desplaza sin pensarlo.
El MUSEO HERMINIO REVILLA es único, pocos museos te ofrecen la posibilidad de ver sus piezas y maquetas en movimiento, la destreza de un artesano de la madera que durante 60 años demostró su ingenio, y las explica con sabias lecciones a tantas y tantas gentes.
HERMINIO REVILLA ES ÚNICO E IRREPETIBLE.
Visítalo en cuanto puedas. No te arrepentirás.

Agustín Rodríguez García dijo...

Menuda crónica que realizas de Herminio Revilla, estoy seguro que se le habrán caído alguna lágrima, tanto a él como a su mujer leyendo el cronicón de Alfonso Santamaría Diez.
Mi más sincera felicitación, gracias a ti me entero de este personaje y su museo en Villabellaco, en cuanto entre la primavera realizaré una ruta por el norte Palentino y por supuesto visitaré este museo con la familia, hijos y nietos.
Todo gracias a ti, que yo no sabía nada de su existencia.
Un abrazo Campeón.

Alfonso Santamaría Diez dijo...

Ya sabes amigo no te olvides de la cita en primavera al Museo Herminio Revilla con tu familia, un hombre como tu, culto e instruido, gozará con las maravillas que vas a encontrar en este bello pueblo de la Montaña Palentina, escondido y apartado de tumultos, donde reside un genio hijo del pueblo.
El Museo Herminio Revilla es un cántico al aprovechamiento de la naturaleza, tras perder su vida natural. Herminio resucita a esos troncos abatidos por el tiempo, los transforma y da vida.
Un Museo para disfrutar, sorprenderte y admirar en cada obra el imperioso ingenio del maestro de Villavellaco.
No te lo pierdas, Agustín.

Ramón Gil Zorrilla dijo...

Alfonso que decirte sobre tu escrito, por mucha palabrería que te ponga y parabienes que te de, nunca podrán mejorar el fenomenal articulo, a ti, té esta pasando como al buen vino que los años te mejoran.
Que este año que viene, te venga una buena cosecha y podamos disfrutar todos de ella.👏👏

Alfonso Santamaría Diez dijo...

Claro, conciso y al grano, amigo Ramón. Esperemos que el majuelo vaya brotando, y no lo pillen las heladas, para que mes a mes vaya desarrollando el fruto que da las cepas y también cada quince días recojamos el fruto de unas viñas bien cuidadas.
Gracias amigo

Rebé dijo...

Tu artículo sobre el Museo Herminio Revilla, Alfonso querido, es descriptivo, intenso y reivindicativo, como su autor.

Alfonso Santamaría Diez dijo...

Qué bien me conoces amigo Javier. Tus palabras me recuerdan aquellos combativos años de nuestra actividad sindical, cuando tu eras mi perfecta mano derecha, y consejero diario al que confesaba mis alegrías y penas. Qué tiempos aquellos no tan lejanos, que sana amistad.
Gracias amigo por escribir esas entrañables palabras, que tal vez me retraten.

José Antonio Marcos dijo...

Nueve de agosto del pasado año, un buen día para ir a conocer el Museo de Herminio Revilla. Arrancamos desde Palencia con tan mala fortuna que la Guardia Civil estaba al acecho, antes de tomar la autovía no se debe ir a más de noventa. ¡Parece que tuviera prisa por llegar a Villabellaco! y allí estaba esperándonos Herminio con su mujer. Más de dos horas en el Museo de Herminio; viendo no, mirando; oyendo no, escuchando; pero sobre todo admirando la creatividad y el trabajo de este artista que si cayera en otra tierra, otro gallo cantaría. Y es que no son obras de colección, no es un museo etnográfico, es ARTESANÍA EN MADERA y con mayúsculas, creación e ingenio. Herminio Revilla, un imaginero de final del siglo veinte. Admiro el trabajo de este artista y admiro también la pluma de Alfonso Santamaría. Si Herminio es un libro abierto, Alfonso es una invitación constante a conocer lo que relata. En cuanto a la multa, se olvida rápidamente, sin embargo el Museo de Herminio es algo inolvidable, es único, algo que queda en la memoria, apuntalado con una foto para el recuerdo.

ALFONSO SANTAMARIA DIEZ dijo...

Qué mala suerte José Antonio toparte con el radar, antes de llegar a Villavellaco. Qué buena suerte encontrarte con Herminio, que os dedicó nada menos que dos horas, que seguro os supieron a poco porque veo que pusiste todos los sentidos, como me paso a mi para valorar lo la obra de Herminio, como, lo hace, como lo cuenta, como lo vive. Te doy la razón de que, si este museo estuviera en el País Vaco, en Madrid, o en el mismo Villarcayo, otro gallo cantaría.
Muchas gracias José Antonio por lo que me toca, desde que conocí la obra de Herminio, me convertí en su promulgador, en “invitación constante a conocer lo que relato”.
Por último, quiero que se sepa que tu eres también un gran artista, el Pedro Berruguete actual, el creador de murales, el discípulo aventajado de Antonio Capel y Álvaro Reja.

curioson | refranes populares | mejores fotos | pueblos de España Designed by Templateism.com Copyright © 2014

@Froilán de Lózar, desde 1983.. Imágenes del tema: Bim. Con la tecnología de Blogger.
Published By Gooyaabi Templates